Blog de TesaLorden

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Algo sobre mi misma

Escrito por TesaLorden 28-04-2017 en La estetica y Yo. Comentarios (0)


Nací en Madrid hace 50 años. Mi verdadera vocación a los 15 años era leer y quería viajar; viajar de todas formas y maneras, escapar de aquel pequeño mundo. Y desde luego lo hice. Era y soy muy autodidacta pero lógicamente tuve que pasar por la formación profesional reglada y fue una suerte porque en el Colegio Rafaela Ibarra tuve la mejor mentora, Elia Ramírez que me abrió las puertas a este mundo inagotable de la estética. Ella vio en mi un don especial para el “facial”. Ya mi madre, desde muy niña me había inculcado la importancia de cuidar mi aspecto y  la salud de mi piel. De lo de cuidar la piel viene todo lo demás. Mi interés por todo lo relacionado con la estética me llevó a continuar mi formación, buscando y descubriendo nuevas técnicas y procedimientos tendentes muy especialmente al rejuvenecimiento facial. Aprendí con Jean D’estrees y Alain Chikani algunos secretos de estilismo y el masaje tradicional francés. He estudiado y aplicado las técnicas del drenaje linfático facial (método Voder), Siatshu facial, masaje Ayurvedico y muy especialmente el masaje tradicional japonés Kobido. La síntesis de todas estas técnicas a lo largo de los años me ha llevado a crear un método propio de rejuvenecimiento facial, utilizando lo mejor de cada una dependiendo de la persona a tratar, del estado de su piel y de su situación anímica, pues no hay que olvidar que el estrés, la ansiedad y todo lo que yo llamo “los venenos del alma” influyen sobremanera en nuestro cuerpo físico y muy especialmente en nuestro aspecto externo. Aplico por lo tanto un masaje no solamente reafirmante y energético, sino también profundamente relajante, que va más allá de lo puramente físico. Por otro lado, las técnicas que aplico en cabina no son cien por cien susceptibles de ser realizadas por automasaje, pero he seleccionado y adaptado una buena parte de ellas para enseñar a mis clientas y que ellas mismas se apliquen con asiduidad mi automasaje, con resultados sorprendentemente eficaces. 

KOBIDO

Escrito por TesaLorden 23-04-2017 en Estética y Belleza. Comentarios (1)

           Hoy quiero hablaros del KOBIDO, una técnica de masaje facial que me apasiona.

Kobido es un masaje facial que deriva del masaje Anma tradicional de Japón, tiene más  de 500 años de antigüedad y estaba reservado para la emperatriz, fue pasando de linaje en linaje por transmisión maestro-alumno. El masaje KOBIDO no trata únicamente la capa superior de la epidermis como lo hacen los suaves masajes occidentales, sino que trabaja profundamente los meridianos y los denominados “tsubos” faciales – o canales energéticos del cuerpo – consiguiendo activar los nervios de esta zona y estimular el flujo de “Ki” (energía vital) para lograr un completo equilibrio. 

Las doctrinas orientales no conciben la salud, y por tanto la belleza, sin un equilibrio entre cuerpo y mente, y como bien es sabido que la cara es el espejo del alma, es esta zona de la anatomía humana la que mejor refleja cualquier desorden o alteración tanto física como mental. 

Kobido se realiza en la cara, cráneo, cuello y escote y es una técnica basada en movimientos de percusión, combinados con masajes profundos que trabajan la musculatura subcutánea mejorando así el transporte de sangre, eliminando toxinas, oxigenando tejidos y estimulando la producción de colágeno y elastina, sustancias responsables de la buena calidad de la piel. Sólo cuando la circulación sanguínea y energética puede hacer su trabajo sin trabas, se pueden reparar células y rejuvenecer.

Al igual que el ejercicio físico aumenta el flujo de sangre a la zona que se trabaja, las maniobras de este masaje están diseñadas para realizar esta misma función,  es un ejercicio físico para la musculatura específica del rostro, cuello y cabeza, con ello obtenemos resultados para ayudar a mejorar la salud. La terapia tiene varias etapas con movimientos  destinados a activar la circulación, otros que relajan musculatura contraída, puntos y zonas por donde el Ki pasa de un meridiano a otro, esta etapa energética activa la energía y los nervios, produciendo un brillo radiante.

El efecto es de “cara descansada”, las huellas del cansancio se borran y la tersura y lozanía de la dermis se recobran. Es importante entender que los efectos son acumulativos, cuando se recibe un tratamiento continuado, se consiguen atenuar arrugas y flacidez y se mejora la textura general de la piel, pero además es una técnica muy relajante que nos ayuda combatir el stress y mejorar el dolor por ejemplo de migrañas, eliminando además la tensión acumulada en los músculos faciales y el cuello, actúa incluso en el estado de ánimo y la autoestima de la persona, esta parte del tratamiento es palpable desde la primera sesión. 

La técnica fue inicialmente desarrollada para mejorar la salud, aumentar la longevidad y prevenir la aparición de las enfermedades antes de que estas aparezcan, pero paralelamente al ser administrado de manera correcta aumenta la belleza de la piel.

 


La estética como planteamiento vital

Escrito por TesaLorden 21-04-2017 en Estética y Belleza. Comentarios (0)

1492965485_20161214-213438.jpg

La estética, la belleza, el rejuvenecimiento, el sentirse a gusto con el propio cuerpo, es lo que siempre he perseguido, desde mi adolescencia hasta hoy mismo, y hacia este objetivo orienté, siendo muy joven, mi vida profesional. Me he esforzado mucho para conocer y dominar los mejores métodos y técnicas para conseguir dicho objetivo y estoy orgullosa de lo conseguido. 

Desde hace años dirijo mi propio Centro de Estética en Madrid en el que,  si por algo nos caracterizamos, es por asesorar a medida a los clientes para determinar cuál es el mejor procedimiento que permitirá sacar a relucir su belleza al exterior para que pueda ser apreciada por los demás. 

Una de las razones por la que muchas personas se acercan hasta Tesa Lordén, es porque ofrecemos los tratamientos de belleza y estética más avanzados.  Para nosotros es muy importante estar en la vanguardia; utilizamos la mejor y más moderna aparotología  del sector, pero no nos limitamos a los medios técnicos, aplicamos también métodos y técnicas muy antiguas y experimentadas que hemos adaptado y personalizado, como el famoso masaje facial KOBIDO, traído de Japón y procedente de la medicina tradicional China.

Mi Centro, en fin, está especializado en tratamientos de rejuvenecimiento facial, pudiendo afirmar que tratamos a cada uno de nuestros clientes de manera personalizada. Tú eres un ser único, con tu morfología, tipo de piel y circunstancias vitales diferentes a las de los demás.

La idea de este blog es ir apuntando consejos y enseñando lo que sé, para que mis seguidores puedan conocer y autoaplicarse técnicas de estética y cuidado personal que les permita mejorar no solo su cuerpo fisico sino también su psique, como consecuencia de una mejor percepción de si mismos. "La cara es el espejo del alma"